El Proyecto

El Proyecto Cantatutti comenzó en Septiembre de 2017

Este proyecto nace de la convicción y la evidencia investigadora de que la actividad coral es, sin ninguna duda, un elemento transformador que influye de manera directa sobre las personas que la llevan a cabo. El canto coral afecta de maneras muy variadas a los individuos potenciando distintos tipos de crecimiento, que van desde el plano emocional hasta el desarrollo intelectual, motor o interpersonal de sus miembros.

Se trata de un espacio realmente inclusivo donde todos trabajamos por un objetivo común. Una actividad donde unos aprendemos de otros y donde los métodos de comunicación, aprendizaje y educación se adaptan para la inclusión de la totalidad del grupo.

Desde su creación, han participado componentes de diecinueve nacionalidades, provenientes de los cinco continentes, estudiantes con diversidad funcional (visual, auditiva, motórica y psíquica) personal de administración y servicios, profesorado, estudiantes y egresados de diferentes facultades.

¿Dónde trabajamos?

Cantatutti está enraizado en la Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza.

Contamos con la participación de la Oficina Universitaria de Atención a la Diversidad  (OUAD), profesorado del Departamento de Expresión Musical, Plástica y Corporal y el Departamento de Ciencias de la Educación de la Facultad de Educación. Conformamos un equipo interdisciplinario compuesto por docentes, estudiantes y graduados de la Universidad de Zaragoza provenientes de la educación  musical, el coro, la musicoterapia, la inteligencia emocional y la educación inclusiva.

Se trabaja de forma conjunta con el Colegio la Purísima para sordos de Zaragoza, con el objetivo de adaptar los textos de las partituras a la  lengua de signos para que sean interpretadas por todos los componentes del coro, independientemente de su desarrollo auditivo.

En el futuro…

El Proyecto Cantatutti comenzó en Septiembre de 2017. Este proyecto pretende tener una continuidad a lo largo de los años. La educación de la voz y la consolidación de un coro es una labor lenta. Se pretende que esta experiencia sirva de referente en diferentes comunidades educativas. 

Con la creación de un coro inclusivo se promueve y garantiza la sensibilización de la comunidad universitaria sobre la importancia de la igualdad de oportunidades. El coro inclusivo y sus actividades, contribuyen a la atención a la diversidad, cohesión e inclusión social, de los estudiantes. Además, inciden en la mejora de la adquisición de competencias emocionales, académicas y sociales. A través de los talleres formativos, tanto genéricos como específicos, los estudiantes participan activamente en las necesidades propias de otros colectivos que presentan algún tipo de discapacidad.  Se desarrolla la empatía, capacidad de compartir, conocer, colaborar y sobre todo, respetar al compañero,  creando vínculos tanto afectivos como sociales.

El trabajo interdisciplinar y colaborativo del equipo docente e investigador llevará a abrir nuevas posibilidades y vías de conocimiento, utilizando la música y el coro en particular, como instrumento vehicular. Además, se ampliará el conocimiento de los diferentes lenguajes y recursos que la música ofrece adaptados a personas con algún tipo de discapacidad. La práctica coral es un fenómeno social y cultural que da muestra a través de sus actuaciones, conciertos e intercambios, de las diferentes formas de expresión derivadas de las distintas discapacidades de sus componentes.